Magdalena

¡A Wilson lo mató la ineficiencia del consorcio Ruta del Sol!

Pasaron 80 minutos luego de ocurrido el accidente y Wilson Enrique Oviedo Morales seguía suplicando por su vida mientras estaba atrapado por las latas al interior del camión colisionado.

La denominada ‘mandíbula de la vida’ le habría salvado la vida a Wilson, quien hoy deja a una niña huérfana.

Este artefacto que debe ser fundamental dentro de los equipos de seguridad vial por parte del consorcio, brilló por su ausencia en el accidente ocurrido durante la mañana del viernes a la altura del kilómetro 44 en la vía que de Ciénaga conduce a Barranquilla, en donde un camión cisterna con 4 mil 600 galones de combustible, conducido por Oviedo, chocó contra otro vehículo de carga pesada. La causa, un posible microsueño.

Pese a que la comunidad intentó a través de la fuerza bruta socorrer a Wilson Enrique, era imposible rescatarlo sin el uso necesario de la tecnología que requiere una vía de tan importante tránsito en la región.

Como muchos han hecho referencia, de seguro antes de encontrarse con la muerte, Wilson Oviedo Morales hizo el pago respectivo y obligatorio del peaje en el corregimiento de Tasajera, sin embargo, quedó claro que dichos recursos parecen no ser invertidos en los equipos de emergencia requeridos para atender un accidente de esta magnitud para poder salvar la vida de los afectados.

Se supo que el accionar del equipo médico del consorcio estuvo limitado a la canalización e instalación del cuello ortopédico al hoy fallecido.

Pasado el tiempo, y ante la falta de la denominada ‘mandíbula de la vida’, cuya función es la extirpación vehicular, una chispa se convirtió en el detonante que produjo la explosión, y así mismo, la incineración del chófer que minutos antes suplicaba por su vida.

A Wilson, lo vieron morir calcinado cientos de curiosos que en ese lugar lo dieron todo para salvarlo pero que nada podían hacer.

Este no es el único caso que se ha presentado en esta vía, según las declaraciones de Lourdes Peña, Comandante del cuerpo de bomberos en Ciénaga, “el año pasado un muchacho quedó atrapado en un furgón y Bomberos de este municipio como pudieron lograron sacarlo con vida. Criticó la socorrista no tener explicación como una arteria vial con tantos recursos no cuenta con una ‘mandíbula de la vida’ que fácilmente hubiera salvado a Wilson.

De la víctima se supo, tenia 26 años de edad y era oriundo de Bosconia, Cesar. En la actualidad vivía en Valledupar junto a su familia de la cual era padre de una niña que hoy quedó huérfana.

Hoy su cuerpo reposa en los organismos de Medicina Legal para posteriormente ser entregado a sus familiares.

Comentarios de Facebook

Eduardo Luis Cantillo

Comunicador Social y Periodista - Universidad Sergio Arboleda Director Eventos Santa Marta
Botón volver arriba
Cerrar