Judiciales

Se ahorcó tendero en Pescaito

Sumido bajo una fuerte depresión Marcelino Ballestero Ceballos, de 59 años de edad, decidió acabar con su existencia al atarse en el cuello, lo que al parecer era un cable de telefono.

El lamentable suceso se produjo la mañana de este sábado en el barrio Pescaíto, zona norte de esta capital.

Cuentan los familiares que una de sus hijas lo llamó para que desayunara y al percatarse que no contestaba a los continuos llamados, se dirigió hasta donde estaba y halló la cruenta escena.

Aunque entre todos sus parientes lo bajaron para auxiliarlo, se dieron cuenta que ya no contaba con vida.

Al sitio del suceso, se desplazó una comisión en turno del CTI para la inspección al cadáver.

Comentarios de Facebook

Eduardo Luis Cantillo

Comunicador Social y Periodista - Universidad Sergio Arboleda Director Eventos Santa Marta
Botón volver arriba