Judiciales

Por fin entregaron el cadáver del hombre que murió incinerado en accidente en la vía Ciénaga- Barranquilla

“Un mes de karma para recibir el cuerpo de mi hijo”: Madre

Los restos de Wilson Enrique Oviedo Morales, permanecieron durante más de 20 días en Medicina Legal de Barranquilla, en donde le practicaron una serie de exámenes de rigor con el propósito de establecer su identidad, debido a que su cuerpo quedó irreconocible por cuanto quedó totalmente calcinado.

Fueron innumerables los escollos que tuvo que afrontar la familia de Wilson Enrique para poder darle una digna sepultura, la dependencia legista debía constatar que el cuerpo incinerado correspondía a la identidad que los familiares presentaron para reclamar su cuerpo.

La mañana de este jueves, y luego de múltiples procesos, al fin, los funcionarios de Medicina Legal de Barranquilla entregaron el cuerpo de Wilson, quien murió en el fatídico accidente de tránsito registrado el pasado 4 de mayo en la vía que de Ciénaga conduce a Barranquilla al quedar su cuerpo totalmente calcinado al interior del furgón que conducía.

De esta historia lamentable, uno de los motivos que ha causado rabia e indignación en la madre de la víctima, es que tuvo que viajar en más de siete oportunidades desde Bosconía, Cesar, municipio de donde era oriundo el fallecido, hasta la capital del Atlántico para reclamar el cuerpo de su hijo, al cual según ella, le habían practicado la necropsia al siguiente día de haberse presentado su muerte, sin embargo, la falta de un examen dental el cual tenía que practicar un experto forense proveniente de Bogotá, para que fuese posible la entrega del cuerpo, pero al parecer, este nunca llegó y dicha prueba nunca se realizó.

“Es inconcebible que jueguen de esta manera con el dolor de la familia. Tuve que desplazarme unas siete veces a Barranquilla con un papel y el otro para que me entregaran el cuerpo de mi hijo. Faltaba un examen de los dientes que era requisito para la entrega del cuerpo el cual supuestamente lo iba a practicar un funcionario de Bogotá que nunca llegó. Me entregaron los restos finalmente porque tuve que viajar nuevamente a mi pueblo (Bosconia) y buscar un resultado de los dientes que mi hijo se había hecho en el hospital unos días antes del accidente. Con ese documento fue que se dio la entrega”, indicó la mujer vía telefónica a Eventos Santa Marta.

Igualmente, la compungida señora sostuvo que en su momento la autoridad de Tránsito y Transporte había aportado las pruebas concernientes de que el cadáver correspondía a su hijo, debido a que se presentaron las placas del carro donde este se movilizaba al igual que videos en donde se muestra la forma tan dantesca en que murió, pero al parecer, dichas evidencias no fueron suficientes para la entrega del cuerpo por parte de la sede legista en la capital atlanticense.

El cuerpo de Wilson Enrique Oviedo Morales fue llevado en una carrosa fúnebre hasta Bosconia, municipalidad de donde era oriundo, se espera asistencia masiva en el desarrollo de su sepelio, pues asegura su progenitora, que el joven gozaba de aprecio y respeto entre sus familiares y amigos.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Close