Magdalena

Otro escándalo sacude a la Unimag

Una polémica entre estudiantes de último semestre de Derecho, pone en evidencia un posible caso de tráfico de influencias.

Jorge Noriega Arciniegas, estudiante de décimo semestre de la facultad de Derecho, denuncia públicamente un presunto fraude en el examen de suficiencia de inglés, requisito para acceder al derecho de grado, por parte del estudiante Anderson Ignacio Marín Vidal, quien figura como el representante de los estudiantes ante el Consejo Superior de la Alma Máter, cargo que de acuerdo al manifiesto del denunciante, le ha bastado para conseguir beneficios a los que ningún otro estudiante tiene acceso.

“Marín dio papaya y hay que denunciar lo que está pasando dentro de la Universidad, más cuando se trata de nuestro representante ante el Consejo”, dijo Noriega.

La problemática.

Luego de indagar de forma exhaustiva la denuncia presentada por Noriega, la cual está basada en una serie de pruebas que para él dejan en evidencia el delito de tráfico de influencias, Eventos Santa Marta, da a conocer paso a paso y al detalle los procesos en los cuales se habría incurrido al delito antes mencionado y que ha puesto en la palestra pública un nuevo escándalo al interior de la Unimagdalena.

El examen de suficiencia de inglés se ha convertido en la piedra en el zapato de muchas generaciones en la academia, aprobarlo, es tener vía libre para acceder al título profesional, sin embargo, no es tan fácil, teniendo en cuenta el alto número de estudiantes que pese a culminar el ciclo académico, no consiguen obtener el título al no superar dicho requisito. Este sería el impase que durante varios semestres ha tenido a Marin Vidal en la puerta del horno y no poder graduarse.

Con la denuncia presentada a través de los medios, una serie de privilegios estarían detrás para que el alumno Marín presentara dicho examen de manera extemporánea.

Y aunque hasta aquí, lo anterior no es una anomalía, teniendo en cuenta que dentro de los estatutos normativos de la Universidad está tipificado el derecho a realizar este examen de forma extemporánea, son variados y estrictos los componentes que permiten acceder a este beneficio, los cuales son insostenibles en el caso del estudiante hoy representante ante el Consejo, a quien se le permitió realizar el examen en una fecha diferente a la estipulada por la Universidad.

¿Qué dice la norma?

Citando el reglamento interno de la Unimag, el estudiante que tenga como argumentar dicha inasistencia, sustentado cualquier actividad académica, le da el derecho de recurrir a la extemporaneidad, así como aquellos estudiantes miembros de iglesias adventistas a quienes en numerosas ocasiones se les ha garantizado y protegido su derecho a la libertad de culto y religión.

La irregularidad.

Sin embargo, y basados en pruebas anexadas a este artículo, el denunciante Jorge Noriega, asegura que el beneficio de extemporaneidad no podía concedérsele al señor Marín teniendo en cuenta varias inconsistencias.

“En respuesta al derecho de petición que presenté al Departamento de Estudios Generales e Idiomas, a Marín le permitieron realizar el examen fuera de la fecha oficial porque este así lo habría exigido a través de una excusa en la cual aseguraría que para esas fechas se encontraba fuera de la ciudad cumpliendo con una actividad académica. Sin embargo, tengo cómo comprobar que el mismo estudiante Marín informó que su visita a Bogotá fue ajena a cualquier compromiso en el marco de su cargo como representante de los estudiantes. Nos dijo que estaba acompañando a su novia a la visita que tradicionalmente hacen los alumnos de Derecho a las Altas Cortes en la ciudad de Bogotá a la que este ya había asistido en varias ocasiones”, dijo Jorge Noriega.

Versión que coincide con la manifestada a Eventos Santa Marta por parte de Anderson Marín.

Vale recordar que el examen de suficiencia se llevó a cabo el 18 de mayo del presente año, fecha en la que Marín no se presentó.

Eventos Santa Marta, pudo establecer que dicho examen fue realizado por el estudiante en mención hasta el 23 de mayo, dos días antes de conocerse los resultados oficiales, en donde Marín aprobaría con un puntaje estricto de 300 puntos.

Según el manifiesto de la Universidad, dicho examen se realizó con las mismas garantías de seguridad como el realizado el día 18 a mil trece estudiantes inscritos.

Para Noriega, otra de las inconsistencias que mantienen el argumento de que haya habido un presunto tráfico de influencias, tiene que ver con la forma en que la excusa de Marín fue presentada a la Universidad.

¿Qué pasó con el protocolo?

En la actualidad, y según se pudo confirmar con los mismos estudiantes de la Unimag, todo requerimiento debe ser diligenciado por escrito y presentado en primera instancia en el área de recepción de la Universidad, de ahí y con número consecutivo, la solicitud es dirigida a la dependencia a la que se quiera acceder, en este caso, al Departamento de Estudios Generales e Idiomas.

Sin embargo, dicho radicado según el denunciante no existe.

“Cuando yo recibo la respuesta que me da directamente el departamento de idiomas, sobre la excusa aprobada por ellos que habría presentado Marín, de inmediato me dirijo a recepción para consultar el radicado y el número consecutivo, pero dicho documento no registra en esta área, lo que me pone a pensar, ¿de dónde salió dicho argumento que le da garantías a la Universidad de que Marín iba a ausentarse en cumplimiento de una actividad académica? Y peor aún cuando el mismo estudiante ha dicho que su viaje fue netamente personal”, indicó Noriega.

Esta sería la inconsistencia con más peso según el argumento del denunciante, toda vez qué no se explica cómo llegó esta excusa directamente al departamento de idiomas sin pasar por recepción tal y como lo indica el debido proceso.

Por otro lado, Eventos Santa Marta accedió al listado oficial del número de inscritos habilitados para presentar el examen, se trata de 1013 alumnos, en donde Anderson Marín no registra, sin embargo, en el listado de los resultados, Anderson es el número 1014, hecho que para el denunciante genera dudas.

Citacion ESI 18 de mayo de 2018 (1)

Resultados ESI 18 DE MAYO 2018

Esta situación puesta en la palestra pública pone en evidencia una anomalía que de ser comprobada incurriría en un delito de gravedad en el marco de los procesos administrativo dentro de una institución como lo es la Universidad del Magdalena, siendo esta la única casa de estudio profesionales de carácter público en el Departamento.

“Hagan lo que quieran”: Marín

Eventos Santa Marta, consultó al estudiante Anderson Marín, para conocer de voz propia su posición frente a la temática, sin embargo, con actitud prepotente indicó al medio “hagan lo que quieran, publiquen la versión de los que hoy me atacan, yo estoy tranquilo de que gané el examen así me quieran dañar la imagen”, dijo vía telefónica.

En lo poco que el estudiante dialogó con el cuerpo periodístico del medio de comunicación, ratificó que el viaje a Bogotá evidentemente fue un viaje personal y no académico, único sustento que le permitiría realizar la prueba de forma extemporánea.

El tema toma más auge teniendo en cuenta que de no haberse presentado el día 18 de mayo como los demás estudiantes, le tocaría esperar hasta el próximo año a la nueva convocatoria, situación que le impediría graduarse este año.

Lo anterior, es lo que señalan los denunciantes como “tráfico de influencias” que beneficia a pocos al interior de la Universidad.

El que calla otorga.

Al término de la entrevista con Marín, se le preguntó si es cierto lo que aseguran los denunciantes sobre una posible vinculación contractual en el área de Vicerrectoría antes de haberse lanzado como candidato para representar a los estudiante ante el Consejo Superior.

Al respecto, prefirió guardar silencio y colgar la llamada.

Así las cosas, toma peso el argumento del alumno Noriega quien en reiteradas ocasiones y antes de las elecciones para elegir al representante de los estudiantes, denunció la cercanía de Marín con la administración hoy posesionada en la rectoría del Alma Máter.

¿Qué dijo la Universidad?

A pocas horas de culminar la entrega de este informe, el Departamento de Estudios Generales e Idiomas, envió un comunicado en el que dejan claro que al respecto de esta situación, no hubo ningún tipo de anomalía y violación a los estatutos que rige la Universidad.

“El único examen extemporáneo realizado en esta ocasión se practicó en la hora 4:00 p.m. en el Edifico Docente, Bloque 1C, sala de cubículo 1D, el día 23 de mayo. La realización de este examen se llevó a cabo con todas las medidas de seguridad y protocolos establecidos por el Centro de Idiomas, con lo cual se da cuenta de la fiabilidad y transparencia del proceso.

En este caso se decidió hacerlo una vez evaluadas las justificaciones y soportes presentados para la solicitud y en atención a que el estudiante que la hizo, tenía condición de repitencia del examen y de inasistencia ante la última citación que se le hizo, justificada en actividades académicas. Cabe aclarar que en ocasiones anteriores se han realizado exámenes extemporáneos por solicitud de estudiantes: personas adventistas, durante la semana cultural de mayo de 2017 para aquellos que no pudieron realizarlo por haber asistido a las actividades culturales y en otros casos para estudiantes de posgrado. Todos los resultados evaluados por el escáner que se utiliza para el proceso se enviaron a admisiones y registro con las notas correspondientes”.

Así mismo, hacen un llamado a los estudiantes a no participar en actos injuriosos contra el buen nombre de la institución y las personas y no se aprovechen estos malentendidos para crear expectativas e imágenes tendenciosas a través de redes sociales.

Lo cierto es que en el último mes, las noticias no han sido de un todo positivas para la Universidad del Magdalena, hace algunos días se vio empañado el proceso de exámenes de admisión al ser descubierta una red delincuencial que suplantó a estudiantes con intención de ingresar a la academia.

La noticia aunque denunciada por el mismo rector, Pablo Vera Salazar, y su grupo de trabajo, deja entrever que en los procesos de exámenes hay ciertas falencias que dan pie a presuntos fraudes.

Se espera qué tal y como lo dijo en su momento el rector, dichas situaciones sean sancionadas acorde a la ley.

“Quedaremos tranquilos cuando se haga justicia y se esclarezca que en el examen de Marín hubo irregularidades que no podemos dejar pasar”, concluyó Jorge Noriega, denunciante.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Close