Colombia

¡Otra perla presidencial! Duque autorizó decreto para subir impuestos a licores

Los gobernadores de Colombia le dijeron al Presidente que en los Departamentos están perdiendo dinero con los precios actuales.

A raíz de la petición, el Presidente Iván Duque le pidió a Juan Daniel Oviedo, director del Dane, firmar cuanto antes un decreto para regular los precios de los licores porque, según los mandatarios regionales, se están perdiendo, al mes, 60 mil millones de pesos por haber cambiado la regulación.

“El Dane bajó los precios de referencia para los licores a partir del 2018, de tal manera que los impuestos también bajaron entre un 35 y 45 por ciento a todos los licores en Colombia”, dijo Eduardo Verano, Gobernador del Atlántico.

Los licores nacionales y extranjeros en Colombia pagan dos tipos de impuestos: uno por el grado de alcohol y otro por el valor final del producto. Estos impuestos son del 28 por ciento, cuyos recursos van a dar a los departamentos en áreas de educación, salud y deporte.

El Dane, según la ley 1816 de 2016, es la entidad encargada de expedir el certificado del precio de venta al público, y sobre este se calcula la base gravable para estas bebidas.

Esa es plata que dejan de recibir las regiones

“Es distinto cobrar un impuesto sobre 53 mil pesos en los aguardientes como se hacía en el 2017 a un impuesto sobre 34 mil pesos que es el precio ahora ¡Esa es plata que dejan de recibir las regiones!”, criticó Luis Pérez , Gobernador de Antioquia. Según él, su departamento dejará de recibir 48 mil millones de pesos este año.

Pese a que el director del Dane, ante el clamor de los 22 gobernadores que asistieron a la cumbre, le dijo al presidente Duque que en octubre estaría listo el decreto, el Presidente le solicitó cuanto antes cambiar la norma, pues la pérdida millonaria para los municipios es diaria.

Comentarios de Facebook

Yiseth Jimenéz

Comunicadora Social y Periodista - Universidad Sergio Arboleda Periodista, Webmaster y CM de Eventos Santa Marta
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar