Magdalena

“Se cumplen cinco años y de Prosperidad un carajo…”: sitionueveros

Han pasado 1.825 días desde que inició la mega obra ribereña que prometía unir a Palermo con Plato Magdalena pero a la fecha los retrasos y un sinnúmero de anomalías han sido la bandera de este proyecto.

El contrato que dio apertura en octubre del 2013 tenía como objeto la pavimentación de 52.6 km con una inversión de 466 mil millones de pesos.

Sin embargo, a la fecha y luego de incumplir con la entrega en repetidas ocasiones, no completan los 15.5 km prometidos en el tramo Palermo – Sitionuevo.

En la actualidad siguen sin ser pavimentados alrededor de seis kilómetros, los cuales comprenden desde la entrada de Palermo con sentido hacia Sitionuevo.

Se pudo constatar que la reducción del proyecto -37.1 Km- el cual en primera instancia beneficiaría a territorios como Sitionuevo, Guáimaro, Salamina y Plato, tampoco ha cumplido con el recorrido antes mencionado.

La realidad

La Contraloría indicó que en primera instancia en el proyecto hubo sobrecosto por valor de 13 mil 500 millones de pesos, relacionados con el transporte de materiales para la construcción del terraplén y rajón, los cuales según el órgano de control, fueron traídos de canteras lejanas al proyecto y no desde La Fontana y Ciénaga.

Sobrecostos que dieron paso a la actualización de los diseños, los cuales habían sido realizados y presentados hace siete años, y perdieron su garantía de acuerdo al fenómeno de la niña acaecido en la zona durante las inundaciones de 2010, lo que en relación a la obra a intervenir, produjo el aumento del volumen de materiales, y por ende, el recorte físico de la obra, de 52 km a 15.5 km.

Así las cosas y de acuerdo con el documento Conpes se ha incumplido con lo que sería la primera etapa del proyecto de la Vía la Prosperidad, Palermo – Guaimaro, fase que comprendería la recuperación de una vía en una calzada bidireccional de 52,62 kilómetros y que incorporaría el manejo hídrico del sector mediante box coulvert y contemplaría una inversión total de 466 mil 900 millones de pesos incluyendo la afectación predial.

Se suma que la Contraloría también estableciera a mediados de año un presunto detrimento patrimonial de 32 mil 616 millones de pesos en las obras de la vía, por deficiencias en la planeación del proyecto.

Los incumplimientos

De acuerdo con el cronograna planteado inicialmente, el contrato legalmente finalizaría en noviembre de 2017, sin embargo tuvo una prórroga para entrega de julio de 2018, en donde el consorcio Ribera Este terminaría únicamente los 15.5 kilómetros de la vía que ya se han intervenido y el puente sobre Caño Clarín.

Con base a lo anterior, Carlos García Montes, director nacional de Vías -Invías- no vio con buenos ojos que por lo menos el ente territorial sancionó a Ribera Este con nueve mil millones en fallo de segunda instancia y definitivo. En una primera sentencia había impuesto multa de 14 mil millones pero el contratista apeló.

Vale recordar que la importante vía para el Caribe fue adjudicada desde el 12 de agosto del 2013, pero la entonces ministra de Transporte, la cienaguera Cecilia Álvarez-Correa, pidió suspender la licitación por presuntas irregularidades en el proceso.

Luego, la Corte Constitucional ordenó como medida provisional la suspensión de la obra en diciembre de 2013, Luis Miguel Cotes pasó por un proceso disciplinario en la Procuraduría y finalmente resuelto a su favor, y la Corte dio vía libre al proyecto en diciembre de 2014 y las obras se reanudaron en mayo de 2015.

Se cumplen cinco años y todo sigue inconcluso, no hay respuesta alguna de qué pasó con la mega obra, sin embargo, en los últimos días el Congreso anunció control político sobre la misma.

Mientras tanto la administración departamental insiste en que la obra será entregada en este mes de diciembre.

Comentarios de Facebook
Etiquetas

Yiseth Jimenéz

Comunicadora Social y Periodista - Universidad Sergio Arboleda Periodista, Webmaster y CM de Eventos Santa Marta
Botón volver arriba
Cerrar