Magdalena

Seis quemado en el Magdalena durante celebración de año nuevo

Los accidentes ocurrieron en los festejos de fin de año en Santa Marta, Ciénaga, Zona Bananera, Fundación y El Retén.

Las celebraciones del Año Nuevo en el Magdalena dejaron un lamentable saldo de seis personas quemadas con pólvora, entre ellos tres menores de edad. Las autoridades hicieron un llamado de atención a la ciudadanía para que no utilicen ese tipo de artefactos durante sus fiestas.

El primer incidente ocurrió en el barrio La Paz, en Santa Marta, cuando un tote se le explotó en la mano derecha a un niño de 11 años.

Aunque se pensó que podía perder uno de sus dedos, el diagnóstico médico lo desestimó. Hoy sus padres son objeto de un proceso por parte del Instituto de Bienestar Familiar, el cual – de acuerdo con el grado de responsabilidad que tengan – podrían perder la patria potestad.

El otro menor lesionado fue un adolescente de 15 años, quien fue atendido en la sala de urgencias de la clínica Paz del Río, en el municipio de Fundación, debido a las quemaduras en el brazo derecho.

Según el reporte entregado por la Policía del Magdalena, el incidente ocurrió en la madrugada de ayer en el barrio Los Rosales de la ‘Esquina del Progreso’, en momentos en que un grupo de jóvenes jugaban en la calle y con unos amigos prendieron un muñeco de año viejo.

“El muñeco tenía pólvora por dentro y el niño tropezó con un amigo y cayeron encima, esto le provocó las lesiones. Por fortuna se encuentra estable y no presenta lesiones de gravedad”, explicaron las autoridades.

Por otra parte, en el municipio de Ciénaga hubo dos casos. Un joven de 15 años terminó con quemaduras de segunda grado en la mano después de la manipulación indebida de pólvora en el corregimiento de Cordobita, mientras que en el barrio centro un muchacho de 19 años perdió dos dedos tras la explosión de un tote. Ambos fueron atendidos en la Policlínica de Ciénaga.

Luego, en el corregimiento de Orihueca, en la Zona Bananera, Alexander Salinas González, de 35 años, también resultó quemado cuando prendía unos voladores en el barrio 1 de Agosto, pero uno de los explosivos que tenía en el pantalón explotó, causándole quemaduras de primer grado en la región abdominal.

Después, en la madrugada del 1ro de enero, en el barrio Campo Murcia de El Retén, Magdalena, Jesús David Lobo Martínez, de 48 años, ingresó a la sala de urgencias del hospital municipal con una mano desfigurada por la explosión de un cohete. Los galenos informaron que perdió la falange del tercer dedo de la mano izquierda, por lo que fue dejado bajo observación.

Los coroneles Gustavo Berdugo y Faber Dávila, comandantes de la Policía Metropolitana y del Magdalena, lamentaron los hechos e instaron a los adultos mayor compromiso para evitar este tipo de accidentes.

Fuente: El Heraldo

Comentarios de Facebook
Etiquetas

Eduardo Luis Cantillo

Comunicador Social y Periodista - Universidad Sergio Arboleda Director Eventos Santa Marta
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar