Internacionales

¡Bárbaro! Se inyectó su propio semen para sanar un dolor

Los médicos descubrieron la situación luego de que el paciente presentara una acumulación de pus bajo la piel.

El hombre de origen irlandés, vio en el semen la cura para un dolor en la espalda, sin embargo, una seguidilla de inyecciones complicó su estado de salud.

El sujeto le contó al doctor que ese dolor le había empezado después de levantar un objeto muy pesado y que empeoró tras 18 meses. El médico le revisó todas sus extremidades y así se percató de una hinchazón rojiza que el paciente tenía en el brazo derecho.

Gracias a esto, el irlandés se vio obligado de a confesar lo que había hecho.

Al final, el hombre tuvo que ser hospitalizado para drenarle todo el pus que tenía bajo la piel, concluyó la prensa local.

Vale recordar que el pus es un líquido espeso de color amarillento o blanquecino, segregado por un tejido inflamado y compuesto por suero, leucocitos, células muertas, colesterol y glucosa, puede haber también tejido de granulación, conducto formado por células epiteliales.

Comentarios de Facebook

Eduardo Luis Cantillo

Comunicador Social y Periodista - Universidad Sergio Arboleda Director Eventos Santa Marta
Botón volver arriba