Magdalena

Muro de Contención, la histórica promesa política de los pueblos ribereños del Magdalena

Su construcción para mitigar la amenaza del Río Magdalena, es la consigna que durante décadas ha sido la ‘tácita de oro’ de los políticos de la región para ganar votos.

Han pasado nueve años desde la última creciente del Río en la que los pueblos asentados a la orilla del afluente sufrieron la gran inundación que dejó a miles de familias damnificadas.

Municipios como Plato, El Banco, Cerro de San Antonio y Tenerife siguen esperando la gestión con la que cada cuatro años se comprometen a capa y espada para llegar al poder, sin embargo, ante el incumplimiento, las comunidades siguen esperanzadas en solo una cosa, que el Río no vuelva a aumentar su caudal para que en estas regiones no haya más damnificados.

Así lo relatan quienes a diario padecen de la situación, los mismos a los que en temporada de elecciones les prometen cielo y tierra para ganar sufragios.

Tal y como lo relataron a Eventos Santa Marta, en donde llama la atención, que a pesar de que es una realidad, nadie se atreve a denunciarla con nombre propio ante la opinión pública.

“Ya empezaron a llegar las famosas camionetas blancas, las concentraciones sociales comienzan a ser protagonistas, en donde el mensaje sigue siendo el mismo, una promesa que no se cumple, construir el gran muro de contención que nos proteja del Río Magdalena”, indicó la fuente consultada.

La mentalidad de estas comunidades parece estar clara, no caer en las promesas que no son cumplidas.

El pueblo es consiente de los engaños a los que recurren los aspirantes políticos para quedarse con el poder, y mientras esto sucede, nos quedamos con la sabia frase del argot popular, ‘amanecerá y veremos’.

Comentarios de Facebook

Artículos relacionados

Close