OpiniónSanta Marta

El costal de mentiras de Andrés Rugeles

Aunque el alcalde (e) de Santa Marta aparenta ser una mansa paloma, sus actos son de una astuta serpiente: se tenía que decir y se dijo.

Por: Ramiro Medina

A propósito de memes y tendencias es hora de que Rugeles deje de hacerse la ‘vístima’, ponga cordura a su gobierno y haga contrapeso a sus propias mentiras.

Ahora bien, hablar de mentiras y Rugeles es hacer un tratado de la postverdad. Es por eso, que se han seleccionado solo 10 mentiras y atropellos en sus 21 días de gobierno.

1. “Me vigilan con cámaras y micrófonos en el despacho”.

El primer engaño fue el seis de abril, cuando desconocidos irrumpieron en el despacho de la Alcaldía, sin orden judicial pero con ayuda del Departamento Nacional de Inteligencia (antiguo DAS). Rugeles le mintió a la ciudad al decir que encontró cámaras y micrófonos que supuestamente estaban ahí con el propósito de vigilarlo.

Y es mentira porque a estas alturas no ha dado para demostrarlo, no ha presentado las pruebas que encontró (o fabricó)

2. No existe ninguna relación con los Cotes y Díaz Granados.

Aunque reiteró no conocerlos, uno de sus asesores mantiene una relación estrecha con uno de los miembros de ese tinte político. ¿Esto bajo qué intención o más bien favoreciendo a quiénes?

Rugeles le mintió nuevamente a los samarios al decir que no los conocía ni se reunía con ellos.

3. Nombramiento de Emiro Castro Meza como secretario General y de Contratación.

¿Cómo confiar en alguien que en el pasado protagonizó un escándalo en la Alcaldía de Floridablanca por reclamar los dineros de un supuesto contrato chimbo? Está difícil, pero que importa, Rugeles continuará con los cambios en su gabinete. ¡Apague y vámonos!

4. “Tengo que dormir en un batallón por mi seguridad”

Ad portas de empezar la temporada turística en la ciudad y nuestro Alcalde da un mensaje de terror a medios de comunicación nacional. ¿Será que Rugeles recibió amenazas? ¡No!, nuevamente le dijo mentiras a la ciudad y al país afirmando que no se sentía seguro en Santa Marta y por eso dormía en el batallón.

5. ¿Cómo así que Policías y militares ahora juegan el papel de periodistas?

Rugeles cree que los periodistas de la ciudad representan un peligro, es por eso que en rueda de prensa solicita decenas de policías y militares para que lo custodien. A su vez, se niega a contestar algunas de las preguntas y a su equipo los maneja para que respondan como si fueran robots, “usted dígale que eso está en estudio”.

6. “Santa Marta ocupa el puesto 27 en el índice de transparencia del país”.

¡Falso!, Rugeles difundió una información errada, debido a que el DNP registra que dentro de las 32 ciudades del país, Santa Marta ocupa el séptimo lugar en la lista de ciudades más transparentes.

7. Mostrar una mala imagen de la ciudad turística es una maldad.

Mientras Santa Marta lucha en posicionarse como uno de los principales destinos de los colombianos y visitantes, el Alcalde de la ciudad la vende como un lugar inseguro y corrupto.

8. Ordenar a la Esmad la represión con gases lacrimógenos a un grupo de personas que protestaban pacíficamente.

Responder con gases a la ciudadanía que exigían pacíficamente al Presidente Duque designar de la terna al alcalde encargado fue un atropello.

9. Rugeles pretende meterle la mano al POT pero moviendo una ficha política de los Díaz Granados.

El Alcalde continúa haciéndose el que no sabe, y pretende colocar de secretaria de Planeación de Santa Marta a una ficha de las familias tradicionales de la ciudad.

10. Exige a la Procuraduría Regional y a la SuperServicios no quitarle el ojo a la Essmar.

No es nada que la Essmar asumiera la prestación del servicio de acueducto y alcantarillado, sino lo que le viene para encima con la vigilancia o si se puede decir acoso permanente.

Después de 21 días de engaños y atropellos en Santa Marta, ¿será que Rugeles firmará el tratado de la postverdad con la ciudadanía?

Comentarios de Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar