Opinión

Dos deportistas, en una historia de amor y lucha familiar que acaba la delincuencia

Para este domingo 07 de julio del 2019, tenía como columna otro tema, pero al leer la nota informativa en este medio de comunicación del cuál hago parte, me puse a pensar sobre la triste historia de Jorge Luís Mercado Manjarrez, el Vendedor ambulante que estaba ubicado en la Olímpica de la calle 30 y que una ráfaga de fuego le quitó todo a una familia, aunque muchos dirían que estaba en el lugar equivocado, yo diría que era un ciudadano de bien que estaba en su puesto de trabajo, en donde siempre se ha ganado el sustento de su familia.

Quiero que esta nota periodística gravite entre el buen resultado del valor social por enfrentar la delincuencia, en ese efecto, del hecho ciudadano por hacer el bien común con el objetivo de contrarrestar el mal.

Comenzaré por decirle a todos aquellos habitantes de Santa Marta que la delincuencia nos está ganando terreno, que nuevamente están subiendo los índices de homicidio, que la Alcaldía ya no está sacando los reportes como cristianamente los venía haciendo con el observatorio, pues sabrán que nos está yendo mal, pero si profundizamos en la dinámica delictiva de homicidios, les diré que con toda la tecnología que tiene la ciudad, se necesitan de medios logísticos, armas y un grupo de personas que permiten la huída.

Los homicidios por costumbre en Santa Marta hacen parte del servicio delincuencial que tienen las estructuras de las Bandas criminales, ellas necesitan para financiarse, del narcotráfico, del microtráfico, de la extorsión, de las cuotas que deben pagar pequeñas bandas por robar celulares y demás, del hurto electrónico a residencias y vehículos, todo esto es una trama propia de las bandas criminales, donde con dinero del microtráfico tienen para pagar sus casas de seguridad urbana, tienen poder territorial, persuasión de los controles de las autoridades, y aumento de poder para la transacción de drogas, dinero y armas.

Es por ello que cuándo un jibaro trafica en el barrio y, que las pequeñas bandas de ladrones comienzan a ganar espacios y aumentar sus medios operativos y, no denunciamos de manera anónima, estamos abriendo la puerta a que la criminalidad en la ciudad aumente, pero ahora digamos bien, no es buen vecino quien vende drogas a nuestros hijos, no es un buen vecino quien compra objetos hurtados manchados de sangre como un celular o portátil, con ello, estamos abriendo una puerta para que la juventud del barrio se nos pierda y que sea estigmatizado como una cueva de ladrones, jibaros y drogadictos.

Este valor ciudadano tiene ejemplos por todo el mundo, comencemos por las madres gallegas contra el narcotráfico en España, una lucha que lleva 34 años, quienes al ver como se perdían sus hijos en la droga, comenzaron por reunirse y presionar a la institucionalidad por reducir y encarcelar a estos criminales y, gracias al apoyo del poder público con la virtud del gran Juez Baltazar Garzón redujeron a los narcotraficantes de la época.

En argentina también están las madres de la plaza de mayo, quienes ante una dura dictadura alzaron su voz para encontrar a sus desaparecidos que son al parecer 32 mil personas, han realizado 2.152 marchas todos los jueves en la ciudad de Buenos Aires a las 15:30, y han encontrado a 129 personas en los 42 años que llevan de lucha por exigir justicia.

En el mundo durante cada uno de los sucesos más violentos, hemos visto como el activismo social, la voluntad ciudadana ha ganado espacios contra la voluntad demencial de grupo social, en el caso de la segunda guerra mundial ejemplos como Oskar Schindler quien salvó a 1.200 judíos, Irena Sendler la enfermera que salvó a 2.500 niños judíos, y otros más como María Agnese Tribbioli, entre cientos de mujeres, hombres, maestros, empresarios y el denominado grupo de los 11 valientes o religiosos que salvaron a judíos, de los cuales les dejaré este enlace (https://www.yadvashem.org) para que amplíen la información sobre el valor social de los ciudadanos en época de crueldad.

He nombrado a estos ciudadanos porque son persona del común, que no tienen ningún sistema de defensa armamentista y que a partir del hecho de buscar justicia y generar el bien, desarrollan este tipo de acciones, algunas de luchas cortas como las ocurridas en la segunda guerra mundial, o largas como las ocurridas en España y Argentina, para Colombia tenemos el caso de la madres de los falsos positivos de Soacha (MAFAPO), que en medio de todo este aparato judicial corrupto buscan justicia para sus seres queridos y que en algunas ocasiones son revictimizadas por medios de comunicación  y el congresista Álvaro Uribe Vélez.

Pero a lo que vinimos, en Santa Marta nos está ganando la delincuencia, hasta ahí quedamos, y nos esta ganando no sólo en lo operativo, sino en lo ciudadano, porque en nuestros barrios viven los jibaros, los ladrones y los sicarios, y nos está ganando porque las autoridades no son efectivas en muchos de los casos y la justica camina lento en estos procesos.

Nos está ganando cuando las autoridades subestiman al enemigo o les restan importancia a los hechos, como las palabras del Secretario de Seguridad Camilo George al decir que se están matando entre ellos, nos está ganando cuando no hay cifras públicas, cuando no se acompañan de programas sociales en las comunidades más vulnerables, ni que hablar por la lucha del Alcalde Bogotano encargado en darle más cuotas a los poderes tradicionales que liderar la lucha contra la criminalidad.

Pero los actores de esta nota no son los políticos ni las autoridades, son los ciudadanos y la familia de la víctima inocente del hecho sucedido en la olímpica de la calle 30, se trata de Jorge Luis Mercado Manjarrez, un emprendedor informal, lo llamaré así porque tengo un serio problema con la palabra vendedor ambulante, Luis de 34 años y su esposa Karen Fernández de 31, otra emprendedora informal que trabaja haciendo trenzas en el rodadero, consolidan una historia de amor hermosa, tienen 18 años juntos desde que son novios y 3 pelaos, sí señor sus pelaos.

Karen y Luis pudieron ser grandes deportistas del Magdalena pero como dijo David Sánchez Juliao, les ganó el duro golpe de la jodida vida.

Su esposa era una boxeadora, lo conoció a sus 14 años, hasta los 17 años ella pudo realizar 15 peleas amateur en compañía del gran Emiliano Villa, Luis de 17 años estaba al servicio del deportivo Cali, allá le apodaron “el tigre”, por el jugador tigre castillo, tenía efectividad y destreza, regresa del Valle sin mucho podio pero con demasiada experiencia insuficiente porque la situación de su familia lo obliga a dejar el deporte para insertarse en la vida productiva y, en los andares del barrio, conoce a Karen, ella de 14 años y el de 17 años.

Karen no me dijo lo que voy a relatar en estas 6 líneas, porque esta historia me la contó ayer sábado, pero yo creo que el Tigre se enamoró de sus golpes, del ritmo marcado que tiene un pugilista para combinar sus golpes, tuvo que verla tirando golpes y me lo imaginaria decir “una mujer luchadora es lo que quiero yo”, tuvo que ver el sudor de esta deportista correr por su cuerpo; mi pregunta es: cómo pudo acercársele a ella para enamorarla, si ella pudo darle un Jab, un cruzado y por si las moscas un uppercut?.

Luis de momento tuvo que entender que no podría levantarle la voz en una pelea de novios, por muy tigre que fuera, Karen lo dejaba como un gato ja ja ja ja.

Él trabajaba y ella golpeaba, cuando Karen tuvo 17 años quedó embarazada, su primera hija y le tocó colgar los guantes, me dijo que no estuvieron tristes que fue una felicidad, que vivieron con sus suegros, que se acomodaron en un cuarto grande 6 personas, los padres de el Tigre y 2 cuñados que son menores que el tigre.

En Toda su vida familiar el tigre fue emprendedor informal, trabajó con las frutas de acuerdo a las cosechas, la habilidad del tigre era tal que caminas? cosechas y las compraba para aumentar el margen de ganancia, pero como toda familia en crecimiento y lucha, les vino su segunda hija, el tigre entendió que su boxeadora y sus 2 hijas necesitaban un rancho, y con su esposa ahorraron para compran un pequeño espacio en el patio de un familiar para hacer lo que desde hoy es su hogar.

A punta de trenzas y frutas, la exboxeadora y el exfutbolista construyeron una pieza y un baño, su familia crece y tienen al vejez de la casa su hijo menor, con esto deciden cerrar la fábrica y pensar en como darle a su familia una mejor vida. El sabía que con amor iba a levantar a su familia y a su esposa la trató con mucho amor, se decían bebe cada uno,  el tigre salía desde las 5:30 am hasta las 8:30 pm, trabajaba en los colegios vendiendo sus frutas de temporada, bien sea ciruela, mango, pera, mandarina, todo combinado, conocía a su clientela, su esposa los fines de semana y en temporada se iba para el rodadero a camellar en sus trenzas.

El tigre nunca tuvo problemas con nadie, la gente lo quería mucho, es más, le avisaban si el palo de mamón de alguna persona estaba cargado para él comprar su cosecha y venderla, cuando regresaba el tigre como buen felino grande lo alimentaba su esposa con su mejor plato de comida, el arroz blanco con frijoles y cerdo bajado con un vaso de agua de panela, amor de sobra había me dice Karen, amor de sobra y en medio de la escases estoy seguro que esa era su mayor riqueza, el amor por su esposa y por sus hijos, es que después de un día de sol, en la calle, aguantando los genios de diferentes clientes, regresar a casa y ver su tesoro, era según Karen el mejor momento del tigre.

El día de los hechos, Karen venía de estar internada en el hospital ella sale muy temprano, le dan de alta dado que es una paciente diabética, llega a su casa y ve a su esposo, con 3 hijos alguien debe quedarse en casa. El tigre antes de salir, le da un beso y sale a su faena diaria, en este año ellos deben extender sus horarios tienen una meta, su hija mayor cumple 15 años el 21 de enero del 2020, y con los gastos de colegio y diciembre, el ahorro debía ser grande.

A las 11:30 el tigre vuelve a llamar a su esposa, porque quería saber como estaban, ella le comunicaba que se sentía mejor y para no preocuparlo se fue a trabajar a las 10:00 am, les dijo que cada uno debía estar llamando a los niños para saber como están, cosas que hacían de costumbre, y cada padre responsable sabe de esa preocupación, el tigre terminaba su faena todos los días en el mismo punto de la olímpica del sector del pando.

Eran casi las 8 de la noche cuándo su hija mayor recibe una llamada de su padre, el tigre ya estaba herido y en su desespero llama a su hija para decirle si Karen estaba en la casa, si había llegado, la llamada se corta 2 veces, su hija no entiende, al final el tigre pasa el número de su hija a un policía, este llama y dice que el tigre está herido, pero por cosas del destino lo que está unido en la gracia y misericordia de Dios, tiene unos designios extraños, Karen en ese momento pasaba por la esquina del pando, la romería de personas en la zona era grande, a través de los ventanales de la buseta se escuchaba claro que fue un atentado a bala, ella trato desde el Bus ubicar a su esposo, dijo si Jairo está ahí, las niñas deben estar con hambre y siguió su camino.

Cuándo Karen ingresó al barrio le dieron la noticia, me dijo por teléfono que porque no se bajó, que lo uno o lo otro, busca a su esposo por todos los hospitales de Santa Marta, ella no sabía donde estaba hasta que lo ubican en el hospital universitario, cuando llega el médico le dice que está delicado, al tiempo le dan la fatal noticia, Jairo el tigre, el buen padre, el emprendedor, su compañero de vida, muere por un evento cardiorespiratorio.

Karen en ese momento en el cuadrilátero de la vida, la jodida vida a lo David Sánchez Juliao le  pegó su primer uppercut, una noticia que la lleva a la lona, ella me decía que él le prometió no dejarla sola, pero la vida nos juega de otra manera, acá el tigre no estaba para ayudarle a levantarse de este golpe, Emiliano villa no estaba dirigiéndola, Karen cuenta lento los 10 segundos, pero sabe que debe levantarse, es una buena púgil y sabe que debe luchar, debe alzar su guardia, hacer sus combinaciones, el tigre le enseñó a luchar, ahora le toca sola pero acá estamos nosotros el público, gritando Karen levántate, Maria Eugenia ahí esta tú hija, tú puedes, y sabemos que Karen se va a levantar.

Desde este portal de noticias, no queremos que la pelea quede así, este round lo ha ganado la circunstancia, pero nos falta terminarla, hemos iniciado una brigada de apoyo a la lucha del tigre, el portal de noticias de Eventos Santa Marta, ha construido un comité de apoyo a la familia de tigre, con un artista, una emprendedora del mundo de la moda y 2 empresarios para ayudar a Karen y sus 3 hijos.

Entre todos queremos celebrar los 15 años años en enero del 2020, la empresaria Lyda Cabra y CEO de Siluet 2000, le ha dado una beca para estudiar en su academia, el artista Junior Lozano cantante de música vallenata ha brindado su apoyo para ser unos de los artistas del quinceañero, el odontólogo Gustavo Reines buen cristiano de la familia marianista ha brindado un servicio odontológico general por un año a Karen y sus 3 hijos, la emprendedora de modas Ana Tete va reunirse con sus amigos diseñadores de moda de la ciudad para ver como pueden ayudarle con el vestido de quinceaños, este comité se reunirá y evaluará como durante los 2 años de estudio Karen pueden  apoyarla con el aporte ciudadano, y porqué no, con un empleo fijo que le permita estudiar, que un empresario de Santa Marta que vea esto diga le doy ese empleo por 2 años,  que un dueño de una ferretería le brinde los materiales para mejorar las condiciones de su casa, que una empresa de venta de motos le brinde un medio de transporte para su hogar, entre otras opciones, podríamos quedar hasta ahí, pero sabemos que podemos aportar más.

Ahora samarios nos toca a todos, no podemos dejar que la delincuencia nos gane, tenemos este momento para apoyar a Karen y sus 3 hijos, actuemos!, pueden comunicarse con este medio para ver como apoyan el proceso porque hay más necesidades, si Karen estudia como trabaja, como alimenta a sus hijos, no tiene trabajo fijo, su casa es pequeña y puede ampliarse, para hoy en medio del sepelio del Tigre harán una movilización pidiendo justicia,  sobre la delincuencia tenemos todos los medios para apoyar a las autoridades de manera anónima, tenemos aplicaciones en redes sociales, tenemos todo para evidenciar lo que sucede en nuestros barrios.

¡¡¡Vamos [email protected], que no nos gane la delincuencia!!!

Al secretario Camilo George, le puedo decir que debe tener más tacto y conocer mejor las funciones que tiene, ya cometió una imprudencia cuándo masivamente publicó un video sucedido en San Jorge y que expuso la vida del Líder comunal Wualtid Rangel, después con el comentario de la guerra entre bandas y son muertes entre bandidos, donde es evidente que en un fuego cruzado muere gente inocente como el tigre, y por último y no menos bochornoso, el acto en las baterías sanitarias del Rodadero, es bueno aclararle que si mantiene su puesto por acuerdos políticos, entienda que debe hacer bien su trabajo, si le quedo grande, renuncie esos 10 millones de sueldo pueden servirle a otra persona que lo haga mejor, ahora bien su renuncia debe darla, porque lo que esta sucediendo registra su inoperancia, alguien debe dar su puesto y debe ser usted.

Comentarios de Facebook

Cesar Barros

Ingeniero Industrial – Universidad del Magdalena (Colombia) Especialista En Economía Urbana - Universidad Externado de Colombia (Colombia) Magister en Desarrollo Económico y Territorial – Universidad de Cádiz (España)
Botón volver arriba
Cerrar