Región Caribe

Mujer parió a bordo de un motocarro en Barranquilla

El parto lo recibió una vendedora de refrescos en plena vía pública.

Se trataba del trabajo de parto de Ámbar, una joven madre de 30 años que llegaba al Camino desde el barrio Vista Hermosa a punto de dar a luz a su tercer hijo.

A la mujer la acompañaba su marido que, según cuentan los testigos no dejaba de gritar por ayuda.

Fue ahí, donde Jessica Agudelo, la vendedora, se puso la capa de súper heroína y demostró lo que siempre le ha gustado, ayudar a las personas que llegan mal al Centro de Atención Médica Integral Oportuno (Camino), pero en donde nunca pensó que se convertiría en partera.

“Es algo que me nace y me gusta mucho. Me gusta ayudar siempre. En ese momento estaba hablando por teléfono y cuando escucho los gritos de una mujer vi que venía una patrulla delante de un motocarro; entonces, yo solté el celular y salí corriendo a ver qué sucedía”, contó la mujer de 27 años que, entre la comunidad que circunda el Camino de Simón Bolívar, es conocida como ‘La Morena’.

Contó la mujer que al llegar al motocarro se dio cuenta que la cabeza del niño estaba semiasomada, razón por la que concluyó que no había espera.

Fue entonces cuando miró a la joven madre y le dijo, “puja mija puja”.

Fueron solo unos minutos en esa labor y de inmediato el llanto del bebé anunció que la labor de Jessica había sido todo un éxito.

Atendido el parto en plena avenida pública, el recién nacido fue recibido por los médicos del centro médico quienes de inmediato le brindaron la atención requerida.

Eso sucedió mientras la vendedora de refrescos convertida en partera se lavaba las manos con jabón antiséptico.

Fuente: El Heraldo

Comentarios de Facebook

Eduardo Luis Cantillo

Comunicador Social y Periodista - Universidad Sergio Arboleda Director Eventos Santa Marta
Botón volver arriba
Cerrar