Santa Marta

En pleno sepelio se dieron trompá y dejaron al muerto solo

El insólito hecho ocurrió en el cementerio San Miguel de Santa Marta.

De acuerdo a la versión de uno de los dolientes a quien le tocó dejar de llorar para separar a los contrincantes, todo ocurrió porque mientras unos decían que debía haber misa, otros manifestaban que no había necesidad.

Esa confrontación terminó en una batalla campal en donde volaron pañuelos y todo tipo de lentes.

La familia se volvió loca y protagonizaron un acto bochornoso que obligó la presencia de la Policía.

Tal y como se ve en la imagen, el ataúd permaneció por varios minutos en el suelo del campo santo mientras los luchadores definían a trompá limpia qué hacer con él.

Al final fue sepultado y siguieron llorando la pérdida.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar