Santa Marta

Mujer dijo que iba a regalar mercados y en tres minutos tenia a todo un barrio en la calle

El acto irresponsable ocurrió hoy frente a la Casa de Justicia de María Eugenia. La mujer sería una ciudadana del común que no midió las consecuencias de su acto.

Eran las 10 de la mañana cuando la mujer con tapa boca rojo, llegó al sector y le dijo a un grupo de mototaxistas que allí se encontraban que con cédula en mano les entregaría “mercaditos”.

No pasaron 3 minutos cuando desde María Eugenia se vino toda una multitud que acaparó toda la vía.

Cuentan los testigos que al lugar llegaron había más de 300 personas a hacer cola por un supuesto mercado que sería entregado.

El acto de irresponsabilidad generó una aglomeración de personas que podría propiciar la expansión del virus.

Con el paso de los minutos, y en vista de que del mercado nada, fijaron sus ojos en un camión que se encontraba al interior de las oficinas del bienestar familiar, al que la multitud relacionó de ser ese en el que estaría la supuesta ayuda que prometió la irresponsable mujer.

Al ser un acto relámpago e ilegal, obviamente ahí no había Policía, solo estaba la comunidad que esperaba el supuesto mercado y que entre otras cosas ya empezaban a salirse de las casillas.

Fue entonces cuando en medio del desespero y la rabia por no recibir nada, se escuchó a lo lejos una voz que dijo, “ese es el camión, vamos a meternos por la comida”.

Ese grito chillón, relatan los testigos, dio paso a un desorden e intento de invasión a la entidad pública que nada tenía que ver con la irresponsable promesa de aquella mujer.

Todos se enfrascaron en aquel camión que a diario trae las bebidas para los niños que asisten al jardín y que nada tenía que ver con lo anunciado por la mujer.

El aviso oportuno de la comunidad a la Policía, permitió que al lugar llegara el cuadrante y posterior a ellos el apoyo de unidades del Esmad, quienes evitaron la invasión de los desadaptados decididos a robar el camión.

Relatan los vecinos aterrorizados de la cuadra, que en ese lugar por casi ocurre una asonada en vista de la falsa promesa de aquella mujer que llegó y armó el desorden.

Dicen que al lugar llegaron niños y adultos de la tercera edad.

El mensaje del supuesto mercado regalado se regó como no se tiene idea, dando paso a una aglomeración que pone en jaque las medidas de protección frente a la crisis de la propagación del Covid-19 en la capital del Magdalena.

De acuerdo a la denuncia hecha por los vecinos, de la mujer no se tiene identidad, tampoco del propósito por el cual se atrevió a convocar a la comunidad sin medir las consecuencias.

Fueron más de 200 fotocopias de cédula que terminaron quemadas por los mismos supuestos beneficiarios a quienes la mujer les dijo que la dichosa entrega se haría mañana miércoles a partir de las 2 pm.

Se hace un llamado a las autoridades distritales a hacer frente a esta situación que sin duda alguna irrumpe todo el protocolo de protección que se están implementando para el bien de los samarios, los cuales con acciones como estas, ponen en jaque la salud de toda una ciudad, toda vez que lo que se busca es evitar las aglomeraciones.

Es inaceptable que mientas el Distrito prepara una estrategia de entregas casa a casa de las ayudas, una ciudadana promueva el riesgo de propagación del virus.

En video así se registró el hecho que se prolongó por más de tres horas.

Comentarios de Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar