Virales

Mujer fue secuestrada por su padrastro cuando niña y fue abusada durante 20 años

La mujer fue madre de 9 hijos y era obligada a cambiarse de nombre, cortarse el pelo y alterar su apariencia para ocultar su identidad mientras estaba con su captor.

En la ciudad estadounidense de Poteau, una mujer durante 20 años fue secuestrada por su padrastro, quien abusó de ella sexualmente y la obligó a tener nueve hijos.

Según informa Mirror, se trata de Rosalynn McGinnis, quien relata que comenzó a ser abusada por Henri Michelle Piette desde que tenía diez años y que incluso, él golpeaba a su madre.

Cuando Rosalynn cumplió 12 años, su madre terminó la relación con Piette, quien posteriormente -a modo de venganza- decidió ir a recoger a Rosalynn del colegio para secuestrarla y posteriormente darse a la fuga.

Posteriormente, ambos viajaron a Wagoner, Oklahoma, en donde Piette organizó una boda falsa con Rosalynn, solo para -según detalla el citado medio- dejarle claro que ella le pertenecía. Incluso, él le mintió diciendo que su madre no la quería más.

El hombre continuó agrediendo sexualmente a McGinnis y viajaron por diversas partes en Estados Unidos, donde él la obligó a que cambiara su apariencia, cortándose el pelo, usando lentes e incluso usando otros nombres.

En el año 2000, cuando Rosalynn cumplió 15 años, tuvo el primer hijo de Piette y se vió obligada a tener ocho hijos más. Él aseguraba que dichos niños estaban vivos solo porque Rosalynn estaba allí, porque en caso contrario “ya los habría matado”.

Piette era muy agresivo y junto con el abuso sexual, McGinnis tuvo que aguantar violencia física no solo para defenderse, sino también para defender a sus hijos. Incluso relata que en más de alguna oportunidad resultó con huesos rotos y que rara vez eran tratados por un médico.

A los 18 años, Rosalynn fue obligada a ir a una comisaría en Arizona para decirle a los oficiales que ella había escapado y que nunca fue secuestrada, esto con la finalidad de que sea reitrada del registro nacional de personas desaparecidas.

Tras esto, todos fueron a vivir a México en una carpa sucia. Piette gastó todo el dinero en drogas y alcohol e incluso Rosalynn se vio obligada a pedir comida en la calle para alimentar a sus hijos.

Sin embargo, un día la mujer fue de compras a una tienda de alimentos, en donde conoció a una pareja, quienes notaron que Rosalynn tenía demasiados hijos y que todos ellos eran muy delgados, por lo que notaron que algo andaba mal. Sin embargo, el padrastro/esposo de la mujer notó que dicha pareja ya tenían sospechas de lo que pasaba, por lo que obligó a todos a que se cambiaran de casa.

Un día, luego que Piette se desmayara por beber alcohol, recogió a sus hijos y huyó de la casa para llegar al hogar de la pareja con la que había conversado en el supermercado, donde reveló toda su historia.

Las autoridades finalmente conocieron el caso y en 2019, el caso se judicializó. Piette fue declarado culpable de secuestro y viajar con intención de participar en un acto sexual con un menor de edad. Ya en febrero de 2020, Piette fue sentenciado a cadena perpetua y pagar una multa de 50 mil dólares, además de pagar otros 50 mil a Rosalynn.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar