Ciencia

Descubren por primera vez cáncer en un fósil de dinosaurio

El tumor maligno fue localizado en la fíbula de un Centrosaurus apertus, un dinosaurio que vivió hace 77 millones de años.

Una colaboración dirigida por el Royal Ontario Museum (ROM) y la Universidad McMaster, en Canadá, ha llevado al descubrimiento y diagnóstico de un cáncer de hueso maligno agresivo, un osteosarcoma, por primera vez en un dinosaurio, según publican los autores en la revista médica ‘The Lancet Oncology.

El hueso canceroso en cuestión es el peroné de un ‘Centrosaurus apertus’, un dinosaurio con cuernos que vivió hace entre 76 y 77 millones de años. Descubierto originalmente en el Dinosaur Provincial Park de Alberta en 1989, se pensó originalmente que el extremo malformado del fósil representaba una fractura curativa.

Al observar las propiedades inusuales del hueso en un viaje al Museo Royal Tyrrell en 2017, el doctor David Evans, presidente de la Cátedra de Paleontología de Vertebrados del ROM, y los doctores Mark Crowther, profesor de Patología y Medicina Molecular, y Snezana Popovic, osteopatóloga, ambos de la Universidad McMaster, decidieron investigar más a fondo utilizando técnicas médicas modernas. Reunieron un equipo de especialistas multidisciplinares y profesionales médicos de campos que incluyen patología, radiología, cirugía ortopédica y paleopatología.

Para confirmar este diagnóstico, compararon el fósil con un peroné normal de un dinosaurio de la misma especie, así como con un peroné humano con un caso confirmado de osteosarcoma. El espécimen fósil es de un dinosaurio adulto con una etapa avanzada de cáncer que puede haber invadido otros sistemas del cuerpo. Sin embargo, se encontró en un lecho de huesos masivo, lo que sugiere que murió como parte de una gran manada de Centrosaurus golpeada por una inundación.

“El hueso de la espinilla muestra cáncer agresivo en una etapa avanzada. El cáncer habría tenido efectos devastadores en el individuo y lo habría hecho muy vulnerable a los formidables depredadores de tiranosaurios de la época –explica Evans, experto en estos dinosaurios con cuernos–. El hecho de que este dinosaurio herbívoro viviera en una gran manada protectora puede haberle permitido sobrevivir más tiempo de lo normal con una enfermedad tan devastadora”.

Este estudio tiene como objetivo establecer un nuevo estándar para el diagnóstico de enfermedades poco claras en los fósiles de dinosaurios y abre la puerta a diagnósticos más precisos y seguros. Establecer vínculos entre la enfermedad humana y las enfermedades del pasado ayudará a los científicos a comprender mejor la evolución y la genética de diversas enfermedades.

Comentarios de Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar