Colombia

Investigaciones contra Álvaro Uribe y su círculo

El expresidente y varios de sus exfuncionarios han sido señalados en casos de corrupción, interceptaciones ilegales y ejecuciones extrajudiciales.

La detención preventiva que ordenó la Corte Suprema de Colombia contra Álvaro Uribe, por presunta manipulación de testigos, es un caso reciente en un largo historial de denuncias contra el expresidente. Muchas de estas, en las últimas décadas, no han sido aún investigadas por la Comisión de Acusaciones, división del Congreso que se encarga de indagar la mayoría de las denuncias contra los exmandatarios. Otras no lo implican penalmente, pero sí a su círculo más cercano de asesores y ministros. “A Uribe lo van a terminar procesando por lo menos grave que ha hecho”, dijo recientemente en una entrevista el periodista Daniel Coronell, quien lleva años investigando al hoy senador.

En sus ocho años como jefe de Gobierno –de 2002 al 2010– varios de sus ministros o asesores han sido investigados o condenados por crímenes en los que el expresidente puede tener una responsabilidad política o legal.

El antiguo ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, fue condenado por entregar subsidios millonarios a terceros, incluidos aliados del expresidente. Otros dos de sus ministros, de Protección Social y del Interior, fueron condenados por sobornar congresistas a cambio de que aprobaran el proyecto de ley que permitió la reelección de Uribe en el 2006.

Dos de los directores que Uribe nombró en el organismo de seguridad secreta del estado –el extinto Departamente Administrativo de Seguridad, DAS– fueron luego condenados por entregar información a grupos paramilitares, o por espiar ilegalmente a magistrados de la Corte Suprema, grupos opositores de Uribe, o activistas.

Quizás el escándalo más doloroso de los ocho años de su mandato se reveló en el 2008. Miembros del Ejército asesinaron y disfrazaron por miles a jóvenes de sectores muy pobres, para presentarlos luego como guerrilleros muertos en combate. Varios de los jefes militares cercanos a Uribe están siendo investigados actualmente por estas ejecuciones extrajudiciales en la justicia transicional. “De seguro, esos muchachos no estaban recogiendo café”, declaró Uribe en su momento sobre un grupo significativo de víctimas de los llamados falsos positivos. “Pues si lo detienen preventivamente no es por andar precisamente recogiendo café”, tuitearon las madres de los jóvenes, este martes, doce años después.

Hay otras denuncias penales contra Uribe y su familia. Su primo, Mario Uribe, fue condenado por aliarse con comandantes paramilitares para obtener un puesto en las elecciones a Senado del 2002. Su hermano, Santiago Uribe, está siendo investigado por pertenecer al grupo paramilitar Los 12 Apóstoles en el departamento del expresidente, Antioquia, cuando este último era gobernador. La Fiscalía también ha pedido investigar al expresidente Uribe por la muerte de un antiguo asesor, Pedro Juan Moreno, quien falleció en 2006 en un sospechoso accidente aéreo. De acuerdo a algunos testimonios, había un complot criminal para asesinarlo.

Uribe ha negado ser responsable de los crímenes que se cometieron durante su presidencia. Ahora tendrá que defenderse, ante la Corte Suprema, por presuntamente manipular a Juan Guillermo Monsalve, un antiguo paramilitar que lo acusó, en 2011, de ayudar a formar un grupo de autodefensas años atrás.

Comentarios de Facebook
Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar