Colombia

Providencia: habitantes siguen a la intemperie en época de lluvias

Para los providencianos un aguacero resulta un motivo de desesperación y angustia ya que, luego de casi 20 días de haber pasado el huracán Iota por la isla, las lluvias afectan seriamente a los damnificados del ciclón quienes viven a la intemperie.

Las cifras del Gobierno Nacional sobre repartición de ayudas son halagadoras, pero el testimonio de quienes viven en carne propia la situación de apremio por las condiciones adversas al perder la integridad de sus viviendas, crea toda una paradoja y un llamado para que por encima de lo prioritario se atienda lo urgente.

“Estamos agradecidos por las ayudas del Gobierno Nacional, sobre todo por la comida y el agua que nos han brindado, pero la situación actual es caótica ya que es necesario que se atienda lo urgente por encima de lo prioritario, que es garantizarles a los isleños, en especial los que viven al sur de la isla, un lugar seco donde dormir”, manifestó Amparo Pontón Vélez, residente en la isla de Santa Catalina.

También se reveló una situación delicada y es la llegada masiva de personas y la gran cantidad de residuos que están dejando a razón de los desechos que quienes consumen las ayudas que brinda el Gobierno Nacional.

“La preocupación ahora radica por la cantidad de botellas de plástico y los desechos que están dejando por ahí los que reciben ayudas (…) Es necesario que se haga una mejor disposición de las mismas.

“Además de la gran cantidad de personas que están llegando a la isla con el argumento de que vienen a ayudar, muchos se quedan y pueden, sin querer, causar estorbo para quienes realmente vienen a ayudar”, afirma Amparo.

Por lo pronto, el Gobierno Nacional ha trazado un plan piloto, la donación de 100 casas por parte de empresarios y la construcción de más de 1.000 con inversión del Gobierno Nacional.

El plan piloto consiste en desarrollar seis viviendas prototipos para validar en terreno el tipo de materiales, tiempos de construcción e identificar las características propias de la arquitectura isleña que deben incluirse para la adaptación de estos modelos.

Paralelamente, se realizarán los talleres y mesas con las autoridades locales, raizales y comunitarias para concertar la tipología definitiva de la vivienda isleña.

No obstante, los damnificados requieren que se haga una acción urgente para que se reemplacen los toldos y carpas actuales por unos más resistentes al agua para garantizar el resguardo de los damnificados mientras se implemente un plan de restauración de viviendas.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar