Ciencia

Científico dejó de bañarse para probar que no es necesario hacerlo diariamente 

Hamblin, especialista en Salud Preventiva, lleva cinco años sin tomar una ducha pues, según él, bañarse todos los días es un consumo excesivo de agua que altera el equilibrio de la piel y en el que además se gastan dos años de vida.

Algunas teorías afirman que usar agua y productos de aseo favorecería a los microbios que producen malos olores.

James Hamblin, de 37 años, tomó la decisión de comprobarlo con su propio cuerpo y comentó, en una entrevista para la BBC, que después de un tiempo sin ducharse «se alcanza un olor neutro».

Para lograr este experimento, Hamblin empezó a dejar de bañarse gradualmente; primero descartó el uso de productos como el champú y el desodorante.

Después disminuyó la frecuencia de los baños y asegura que al principio fue difícil porque «sentía la piel grasosa y tenía mal olor».

«Los microbios son tan importantes para la apariencia y la salud de la piel como la microbiota intestinal lo es para el sistema digestivo», dijo.

Comentó que mientras usaba menos productos su cuerpo empezó a necesitar «menos y menos» de ellos.

Las conclusiones de su teoría de que «usar productos en el cabello y la piel alteran algunos aceites de la piel y bacterias necesarias» y que lo malos olores desaparecen después de un tiempo sin bañarse ya que «se equilibra nuestro ecosistema y dejamos de oler mal» se pueden encontrar en su libro ‘Limpio: la nueva ciencia de la piel y la belleza de hacer menos’.

Con respecto al COVID-19
, aclara que las manos sí deben lavarse varias veces al día para evitar el virus y otras enfermedades, para ello utiliza jabón de manos.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar