Magdalena

Ratifican sanción contra El Mello y Rosa Cotes por irregularidades en vía del Magdalena

Dicha sanción se convertirá en una multa superior a $100 millones de pesos equivalente a 12 meses de salario mínimo

La Procuraduría General de la Nación en un fallo de segunda instancia confirmó la suspensión por 12 meses contra los exgobernadores del Magdalena, Rosa Cotes y Luis Miguel Cotes, por irregularidades en el contrato y la ejecución del proyecto de la vía de ‘La Prosperidad’, comprometiendo los recursos evaluados por más de $466.000 millones de pesos de la nación y del Sistema General de Regalías.

Sin embargo, ambos al no ejercer actualmente un cargo público, dicha suspensión se convertirá en una multa superior a $100 millones de pesos equivalente a 12 meses de salario mínimo.

“La sala disciplinaria, en uso de sus facultades constitucionales, legales y reglamentarias, resuelve confirmar el fallo del 30 de septiembre proferido por la Procuraduría Primera Delegada para la Contratación Estatal que sancionó a Luis Miguel Cotes Habeych, en su condición de gobernador del Magdalena para el periodo 2012-2015, y a Rosa Cotes de Zúñiga, en su condición de gobernadora del Magdalena para el periodo 2016-2019, con las sanciones de 12 meses de suspensión”, señala el fallo disciplinario.

Precisamente ese proyecto planeaba una carretera estratégica de 52.6 kilómetros que conectaría cuatro municipios del Magdalena, el cual terminó con varias irregularidades, sanciones y afectaciones al medioambiente.

Cabe recordar que Luis Miguel y Rosa Cotes, fueron gobernadores del Magdalena en los periodos del 2012-2015 y 2016-2019, ya que son miembros de una de las familias que por años han estado mandando en este departamento a través de cargos públicos.

De acuerdo con el Ministerio Público, los Cotes no hicieron nada pese a las advertencias del Instituto Nacional de Vías (Invías) y del Departamento Nacional de Planeación (DNP), quienes solicitaron corregir algunos puntos para la ejecución de la infraestructura.

En consecuencia, se convirtió “en un proyecto de alto riesgo cuya responsabilidad está en el ordenador del gasto”. Así mismo, el ente investigador determinó que los Cotes infringieron los principios de economía, responsabilidad de la contratación estatal y eficacia de la función administrativa ante las deficiencias presentadas en la implementación del contrato de Obra 617 de 2013, la cual pretendía mejorar la vía Palermo-Sitio Nuevo-Remolino-Guaimaro.

Según el órgano de control, Luis Miguel Cotes suscribió en el 2013 los convenios con el Invías con el fin de empezar la obra. No obstante, dejó que se utilizaran diseños de 2009. Pero la problemática radica en que el río Magdalena se desbordó en múltiples ocasiones por el fenómeno de La Niña entre el 2010 y 2011, pese a las advertencias de la entidad.

Por consiguiente, el Invías firmó otro convenio en mayo de 2013 aclarando que la Gobernación tendría la responsabilidad de “obtener de manera previa a la contratación de las obras, los diseños, planos, estudios, permisos”.

Finalmente, Rosa Cotes como sucesora en el cargo heredó este problema sin resolverlo. Aunque la entidad en el 2016 solicitó formalmente en siete oportunidades “regularizar” el contrato, ya que se estaban gastando más en materiales y transporte de lo que estaba previsto, la exgobernadora hizo caso omiso y “decidió actuar de forma pasiva y negligente”, según la Procuraduría.

“Las medidas que adoptó la administración fueron tardías, lo que conllevó a que el propósito de la obra no lograra sus objetivos y fines, todo ello ligado a una conducta negligente y displicente de la gobernadora del departamento del Magdalena, Rosa Cotes”, concluyó el ente acusador.

 

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar