Colombia

“Ojalá maten a ese cerdo”: Por este trino, joven podría pagar pena de seis años en cárcel

Se trata de Diego Carrillo, el hombre que amenazó por redes a Iván Duque y que deberá comparecer ante la Fiscalía hoy 12 de enero por presunta instigación a delinquir.

El implicado en este escándalo es Diego Corrillo, un joven del sur de Bogotá quien a través de su cuenta de Twitter escribió algunos mensajes de grueso calibre en contra del mandatario durante año 2018, y ahora manifiesta estar pasando los peores momentos de su existencia.

Corrillo tiró a través de su cuenta varias críticas sobre las políticas del mandatario colombiano, las cuales no pasaron desapercibidas, pues hoy le representan duras consecuencias legales.

En su concepto, la economía naranja era un “cuento chino”. “No sé mucho pero he leído que en los lugares donde se ha implementado, pues no ha funcionado realmente”, tiró el joven en su primer apunte.

Y luego, se despachó en contra del jefe de Estado. “Ojalá mataran a ese cerdo”, publicó en su perfil, lo que hizo que la Fiscalía considerara este mensaje como una instigación real para acabar con la vida de Duque Márquez, quien por lo general es objeto de estas duras aseveraciones.

Es preciso decir que pese a que el joven de 23 años no se refirió directamente al mandatario de los colombianos, sus críticas y su ‘deseo’ se dieron en un momento en el que el presidente estaba siendo duramente cuestionado por la ciudadanía sobre su gestión al frente del país.

Corrillo deberá presentarse a la formulación de imputación y medida de aseguramiento este martes, y en la audiencia podría verse enfrentado a una pena de hasta seis años, si se encuentra culpable del delito de instigación a delinquir, como lo contempla el Código Penal Colombiano.

De nada parece servir el sentimiento de culpa y de absoluto arrepentimiento sobre lo dicho, pues el proceso sigue en marcha, por más de que su abogado considere que desplegar el aparato judicial para enviar a una persona a la cárcel por algo así es “absurdo”.

“En la primera citación me dijeron que podían darme cuatro o hasta más de seis años de cárcel. Estuve con un defensor público, pero ese defensor realmente no sabía nada, ni cuál era el motivo de mi problema con la justicia. Fueron momentos realmente muy duros”, expresó el joven a la revista Semana.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar