Internacionales

Andrés Manuel López Obrador da positivo en Covid-19

El presidente mexicano ha asegurado que se encuentra bajo «tratamiento médico» a pesar de que tiene síntomas leves.

El proprio Andrés Manuel López Obrador anunció en Twitter que tiene síntomas leves por haber contraído recientemente la Covid-19 mientras se encuentra en tratamiento médico. Un infarto de miocardio en 2013, la hipertensión y los 67 años de López Obrador son los antecedentes médicos del mandatario.

Según él mismo ha anunciado en su red social preferida, acudirá a las dependencias del Palacio Nacional, en la céntrica Plaza del Zócalo, desde donde atenderá los asuntos de Estado.

El pasado fin de semana, el jefe del Ejecutivo, realizó una de sus famosas giras por Nuevo León y San Luis Potosí en el centro y norte del país. Se une a Bolsonaro, Johnson o Trump como otros presidentes que han padecido el virus.

El director general de Epidemiología, José Luis Alomía, confirmó que está estable, siendo tratado debidamente por un equipo de expertos que «seguirán puntualmente su evolución» capitaneado por Jorge Alcocer, ministro de Salud, entretanto se encuentra en su domicilio. AMLO no estaba vacunado porque prefirió esperar a la segunda fase de vacunación, entre febrero y abril, que se dedicará al personal de salud que no se encuentra en primera línea y a toda la población mayor de 60 años. Este grupo de riesgo podría iniciar su inmunidad en marzo con la dosis única de la china CanSino Biologics.

El expresidente Felipe Calderón, la jefa de gobierno de Ciudad de México Claudia Sheinbaum, la ministra de Energía y el de Hacienda no han tardado en expresar los mejores deseos para AMLO. Su ministro de Exteriores, Marcelo Ebrard, ha enfatizado que el ánimo del presidente no decae y que se manifiesta optimista y con fuerza para seguir adelante. Mientras llega su recuperación será Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación -el equivalente a ministra del Interior- quien le representará en Las Mañaneras, conferencias de prensa donde se explica la situación en la que se encuentra inmerso el país azteca y en las que el mandatario explica los pormenores de la pandemia sin mascarilla en un escenario y con los periodistas con sillas separadas guardando la consabida prudente separación.

Tal y como ha explicado López Obrador atenderá este lunes una «una llamada con el presidente Vladimir Putin porque, independientemente de las relaciones de amistad, existe la posibilidad de que nos envíen la vacuna Sputnik V». México fue una de las diez primeras naciones en ponerse a la cabeza de la vacunación, atesorando 552.335 pinchazos en menos de un mes, pero que supone el 0,5% del total de la población inmunizada y con 50.000 médicos vacunados con Pfizer el pasado jueves. Muchos de ellos tendrán que esperar 21 días más ante el retraso de la llegada en la segunda dosis ante cambios en la producción de la farmacéutica. El coronavirus arrastra 150.000 muertes totales, con un pico el pasado 21 de enero de 1.803 defunciones y 20.500 infectados con casi 500 muertes diarias y los hospitales en el Estado de México al 90% de su capacidad.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar