Internacionales

Un bebé murió tras ser sumergido en el agua para su bautismo

El niño tenía tan solo seis semanas de nacido; el sacerdote será investigado por homicidio.

La muerte de un bebé de seis semanas después de la ceremonia de bautismo conmovió a Rumania y las redes sociales se movilizan para que la iglesia ortodoxa modifique el ritual, considerado peligroso.

“La muerte de un recién nacido a causa de esta práctica es una gran tragedia. Este riesgo hay que descartarlo para que triunfe la alegría del bautismo”, escribieron los iniciadores de una petición en línea, que este jueves ya sumaba más de 56.000 firmas.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba