Ciencia

Detectan por primera vez un “huracán espacial” en la Tierra: qué es y cómo se forma

El nuevo fenómeno natural fue detectado por un grupo de científicos en las capas superiores de la atmósfera: un huracán espacial.

Por primera vez se detectó en nuestro planeta un “huracán espacial”: en lugar de formarse en las capas bajas de la atmósfera, este fenómeno natural se produjo en la atmósfera superior. Los científicos no habían observado antes una formación similar es esa zona.

“Observamos un fenómeno con características de huracán en la atmósfera superior sobre el polo norte magnético, al que llamamos “huracán espacial”, señaló el Profesor Zhang, coordinador de un equipo internacional de científicos que realizaron esta primera observación.

Qing-He Zhang, de la Universidad de Shandong, en el este de China, fue el encargado de confirmar este descubrimiento, sobre el cual ya habían teorías conocidas desde hace bastante tiempo. El huracán espacial pudo detectarse mediante el uso de observaciones satelitales exhaustivas en la ionósfera y magnetósfera. Utilizando un modelo de magnetósfera en 3D con simulaciones MHD globales de alta resolución, hicieron este primer hallazgo el20 de agosto de 2014.

Analizando las observaciones de cuatro satélites, los científicos encontraron un punto auroral parecido a un ciclón de más de 1000 km de diámetro, con múltiples brazos, y una tendencia de rotación en sentido contrario a las agujas del reloj alrededor del polo norte magnético. Este fenómeno tuvo una duración de 8 horas aproximadamente, y alcanzó velocidades nunca antes vistas de 2100 m/s.

Este huracán presentó un fuerte flujo de plasma horizontal circular, y al reder¿dor de los bordes un con cortante de flujo. Como en el ojo de los huracanes convencionales, no había casi flujo en la zona central. Se observó además una fuerte precipitación de electrones que se asoció con intensas corrientes alineadas al campo magnético ascendente.

Esto produjo una perturbación del campo magnético circular: se registraron flujos ascendentes de iones y un importante aumento de la temperatura (aproximadamente 1000 K). También una estructura magnética bipolar negativa a positiva. Los electrones precipitados se aceleraron cerca del centro unos 10 keV impartiendo una gran energía, similar a los huracanes o tifones comunes.

En el trabajo publicado recientemente en Nature Communications, también evaluaron las consecuencias de este fenómeno: “El huracán espacial puede provocar importantes efectos meteorológicos espaciales como daños en los satélites, perturbaciones en las comunicaciones por radio de alta frecuencia, y errores en la navegación por satélite y los sistemas de comunicación”, dijo Qing-He Zhang.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba