Magdalena

¡Amarga espera! Denuncian falta de máquina para practicar diálisis a paciente con Covid-19

La mujer completa 11 días siendo trasladada de un lugar a otro y cuando encontraron dónde atenderla el equipo para practicarle la diálisis lo está usando otro paciente.

En medio de la crisis hospitalaria que vive el departamento del Magdalena a causa del tercer pico de la pandemia del Covid-19, una de tantas familias afectadas por el infame virus vive días de sosobra luego que uno de sus miembros diera positivo para covid-19.

Se trata de una mujer, madre de varios hijos, que completa 11 días hospitalizada recorriendo varios centros de salud del departamento, inicialmente fue recluida por Covid-19 en la Clínica Avidanti.

Sus familiares llenos de angustia y temor denunciaron ante Eventos Santa Marta la falta de equipamiento que mantiene en vilo la vida de está mujer, así lo relató una de sus hijas.

Los hechos

“De esos 11 días, completó 2 en UCI intermedia, Coomeva, la entidad prestadora de salud de mí mamá, la remitió para la ciudad de Bucaramanga porque ella está necesitando una terapia más idónea para sus pulmones, tras recibir esta noticia, mi mamá es traslada hasta el aeropuerto, estando en el lugar esperó media hora dentro de la ambulancia porque según nos enteramos, la tripulación y los paramédicos no estaban dentro del aeropuerto, en medio de la amarga espera mi mamá en tan delicado estado de salud es devuelta para Santa Marta porque no estaba aceptando bien la altura”.

Según manifestó la hija de la paciente, “la avioneta despegó a las 7:00 de la mañana y a eso de las 11:00 de la mañana no sabíamos nada de ella, llamamos a la clínica a ver que nos reportaban y para nuestra sorpresa, no tenían información, 15 minutos después, familiares me llamaron para informarme que mamá había sido devuelta por el motivo antes mencionado”.

Además, la denunciante indicó que en medio de los días grises que vive su familia, Coomeva, la entidad prestadora de salud no tiene plan B para su madre. La joven asegura que lo único que ofrecieron fue trasladar a la paciente para los municipios de Fundación o Ciénaga.

En ese sentido, la paciente es trasladado e ingresada a UCI de la policlinica de Ciénaga donde los médicos de cabecera le dieron a la interna 16 horas para orinar, dónde 24 horas después la interna no logró el objetivo.

Tras el complicado estado de salud de la paciente, su hija indicó ante Eventos Santa Marta que “ayer, a las 6 p.m. luego de esas 24 horas sin éxito, mí madre fue valorada por el nefrologo, quien indicó que ella sería sometida una diálisis, me dicen que tengo que esperar que la Eps Coomeva acepte la cotización porque ya que la clínica no tiene contrato con este ente. Hoy a las 12 del medio día se dió la firma de autorización del catéter para el inicio de la diálisis”. Dijo la denunciante.

Corre el reloj

Las horas pasan y la familia de esta mujer en estado crítico de salud parece estar protagonizando el Niágara en bicicleta. En medio de un sube y baja de emociones, la clínica pidió a los familiares de la paciente esperar, según, dentro del transcurso de la tarde se daría inicio al procedimiento de diálisis pero “oh sorpresa, tenemos que esperar porque el aparato que necesita mí mamá para iniciar la diálisis lo tiene otra paciente y ellos no tienen otra entidad prestadora de ese mismo servicio.

Los afectados manifestaron que la incertidumbre crece cada segundo, el calvario de una carrera contra reloj donde la vida de una mujer pende de una máquina que está siendo utilizada por otro paciente y sus familiares desconocen el día y la hora en que el aparato será desocupado.

¿Y su salud? ¿Sus riñones? ¿ No hay otra máquina? ¿Por qué o sueltan a mí mamá? ¿ Por qué no la remiten a otra clínica? o porque no solucionar el tratamiento con otra entidad que le puedan brindar la diálisis?

Son las preguntas que se hacen los familiares de la mujer que luego de completar 3 días sin solución alguna, la policlínica de Ciénaga decide remitirla porque ellos ya no tienen el equipo disponible con urgencia.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba