Internacionales

La rara enfermedad que hace que los músculos de una bebé se estén ‘convirtiendo en piedra’

Lexi Robins, de solo cinco meses, sufre de Fibrodisplasia Osificante Progresiva, una extraña condición que afecta a una de cada dos millones de personas y sobre la que se sabe muy poco.

Lexi Robins es una niña de cinco meses que, según dieron a conocer sus padres, padece una extraña enfermedad que está ‘convirtiendo en piedra’ su cuerpo. La pequeña nació con Fibrodisplasia Osificante Progresiva (FOP), una rara condición que afecta solo a una de cada dos millones de personas y que limita su vida al hacer que, donde debería haber músculos y otros tejidos blandos, crezcan huesos adicionales.

Alex y Dave Robins, los padres, de Hertfordshire, Inglaterra, dieron la bienvenida a Lexi en enero pasado. Al principio, la niña parecía estar sana, pero con el paso del tiempo notaron que la forma de los pulgares de sus manos y pies era extraña y no podía moverlos bien.

“Inicialmente los médicos nos dijeron que, después de hacerle radiografías, probablemente, se le diagnosticaría un síndrome y no caminaría después”, dijo Alex, la madre; sin embargo, ante las dudas, decidió averiguar más sobre los síntomas de su hija.

“Simplemente no creíamos que se tratara de algo ‘normal’ porque ella es muy fuerte físicamente en este momento. No estábamos muy seguros, así que hicimos nuestra propia investigación a mediados de mayo y luego encontramos una enfermedad que encajaba con los síntomas de nuestra hija”, agregó la mujer.

Las pruebas de rayos X fueron enviadas a un laboratorio especializado de Los Ángeles, donde confirmaron que Lexi padece Fibrodisplasia Osificante Progresiva, un ‘trastorno’ que, además de reemplazar gradualmente el tejido muscular y conectivo, como los tendones y ligamentos, por hueso, no permite que quien la padece reciba inyecciones, vacunas o trabajo dental, y tampoco puede tener hijos, informó HertfordshireLive.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba