Virales

Ya no podrás usar los stickers de la niña coreana: la mamá alista demanda

La pequeña le ha dado la vuelta al mundo gracias a su expresivo rostro, sin embargo, compartir su imagen podría costarte una demanda.

Su carita está por todos lados, convertida en memes y stickers por sus singulares gestos, estamos seguros que Jinmiran te ha representado más de una vez.

 

La pequeña coreana le ha dado la vuelta al mundo gracias a su expresivo rostro pero ¿sabes cuál es su historia y lo que podría pasarte si sigues compartiendo su imagen en redes sociales? Aquí te contamos todos los detalles.

 

¿Quién es la niña coreana?

Rohee, conocida como Jinmiran, es una niña originaria de Corea del Sur, que con solo 4 años de edad, se volvió la sensación en internet gracias a sus divertidas reacciones.

Todo comenzó cuando su madre se dio cuenta de los simpáticos gestos de la bebé, los cuáles podían representar cualquier estado de ánimo.

 

La fascinación por su pequeña fue tal, que decidió abrir una cuenta de Instagram para compartir en imágenes los tiernos gestos de Jinmiran, que sin imaginárselo, comenzaron a ser compartidos en redes sociales.

 

La niña se volvió viral en 2019 y su fama cruzó fronteras hasta el punto de convertirse en la protagonista de un sin fin de memes y stickers que ahora se han puesto de moda en WhatsApp y que miles de usuarios reproducen a diario.

 

Mamá de Jinmiran prohibe el uso de su imagen

Tras la popularidad de Jinmiran, su mamá decidió tomar cartas en el asunto y en su cuenta de Instagram pidió no distribuir las fotografías de la pequeña.

 

“No copiar y capturar fotos sin autorización”, dice en la página.

 

Sin embargo, parece que el aviso no ha causado gran impacto en sus más de 1.4 millones de seguidores pues la imagen de la pequeña sigue compartiéndose en todo el mundo.

 

Incluso ahora Rohee comparte escena con su hermana menor Romi, quien también llega a salir en las tiernas fotografías.

 

¿Qué pasa si comparto stickers de la niña coreana?

Su madre ha comentado que Jinmiran ya tiene contratos para anuncios publicitarios y hasta para participar en algunos programas de televisión, por lo que solo los padres tienen el derecho de reproducir o utilizar las imágenes de la pequeña.

 

La mamá al tener los derechos busca demandar a todo aquel que siga distribuyendo los stickers o memes de Rohee sin autorización y sobre todo, si éstas son reproducidas con fines de lucro.

 

Cabe destacar, que pese a las quejas de la familia, su Instagram sigue público y se desconoce si en algún momento se decidirá que la cuenta de Jinmiran se vuelva privada.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba