InternacionalesJudiciales

Una niña sobrevivió al tiroteo de Texas manchándose de sangre para hacerse la muerta

La menor sufrió lesiones por fragmentos de bala en la espalda.

Una de las estudiantes del colegio de Uvalde en el que se produjo el tiroteo mortal el martes 24 consiguió engañar al tirador manchándose con la sangre de una amiga y haciéndose la muerta.

Blanca Rivera, tía de Miah Cerrillo, explicó  que la niña solo quería sobrevivir al tiroteo. Pese a todo, sufrió lesiones por fragmentos de bala en la espalda.

“Mi cuñada dijo que Miah vio a su amiga llena de sangre, así que la recogió y se la echó por encima ella misma”, comenta Rivera.

Los días transcurridos desde el tiroteo han sido difíciles para la niña, asegura su padre, Miguel Cerrillo.

Miah tuvo que ir al hospital por sus heridas en la espalda, y aunque le dieron el alta esa misma noche, el trauma de la experiencia aún le persigue.

“A medianoche, mi cuñada me llamó llorando. Creo que en ese momento todo se hizo realidad para ella. ‘Estamos en casa y está llorando; está teniendo un ataque de pánico’”, narra Rivera.

Irma García fue una de las dos profesoras de Miah que murieron en el tiroteo, explica Rivera. Murieron 19 niños, lo que lo convierte en el segundo tiroteo escolar más mortífero registrado, tras el tiroteo en la escuela Sandy Hook en Connecticut, que dejó 26 muertos en 2012.

La historia de Miah recuerda a la de una niña de 6 años que se hizo la muerta durante el tiroteo de Sandy Hook. Esa niña también se cubrió “de los pies a la cabeza con sangre” de sus compañeros, dijo su pastor, Jim Solomon, en 2012.

Rivera comenta que está buscando la fe para “seguir adelante” tras la tragedia vivida en su comunidad.

“Es traumatizante, y tener una niña de 11 años pasando por esto, no puedo ni imaginar lo que está sintiendo”, lamenta Rivera.

Comentarios de Facebook
Botón volver arriba