Santa Marta

Cédula de la hija desaparecida de Rodolfo Hernández sigue activa y tiene bienes a su nombre

La hija de Rodolfo Hernández desapareció cuando tenía 23 años mientras caminaba por el municipio de Ocaña, Norte de Santander.

Juliana Hernández Oliveros, la hija adoptiva del ingeniero Rodolfo Hernández, sigue generando discusión en medio de la contienda electoral. La mujer que fue secuestrada y desaparecida desde 2004, todavía registra con la cédula de ciudadanía activa y con bienes bajo su nombre.

 

El abogado Elmer Montaña, director del colectivo Control Ciudadano Colombia, le entregó a la revista Cambio un certificado de la Registraduría Nacional que evidenciaría que el documento de indentidad de Juliana Hernández Oliveros continúa activa.

 

“El grupo de atención e información ciudadana de la Registraduría Nacional del Estado Civil certifica que a la fecha en el archivo nacional de identificación el documento presenta el estado de vigente”, se lee en el documento expedido por la autoridad de registro en el país.

 

Según la publicación de Cambio, Hernández Oliveros tiene un apartamento a su nombre en Bucaramanga, todavía está inscrita en un puesto de votación y su cédula no está incluida en la base de datos de las personas dadas como desaparecidas de Medicina Legal.

 

Este dato se conoce 24 horas después de que la guerrilla del Eln –señalada por la familia Hernández de cometer el secuestro y asesinato de su hija– dijera a través de un comunicado que ninguno de sus hombres está implicado en este hecho.

“Después de hacer las indagaciones respectivas le informamos al país que nunca tuvimos retenida a Juliana Hernández Oliveros hija adoptiva de Rodolfo Hernández, quién según él desapareció en el 2004 en la región de Ocaña, Norte de Santander”, se lee en el pronunciamiento de ese grupo armado ilegal.

 

El estado mayor de esa guerrilla indicó que ninguna de sus estructuras tiene responsabilidad directa o indirecta en este caso: “Nunca nos comunicamos con Rodolfo Hernández para solicitar dinero por su liberación porque ella no estaba con nosotros, ni teníamos informaciones al respecto”.

 

Del secuestro de Juliana Hernández se sabe que ocurrió cuando la mujer tenía 23 años y transitaba por el municipio de Ocaña, Norte de Santander. La familia del candidato ha señalado, inicialmente, a las Farc como responsables de este crimen y, posteriormente a la guerrilla del Eln.

 

El ingeniero se ha visto afectado en campaña cuando se le pregunta por el tema de su hija. En entrevistas con RCN y CNN lloró, esta situación llevó a que su equipo publicara una carta en la que piden privacidad por el dolor de la familia.

Comentarios de Facebook

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba